Etiquetas

,

Hoy estoy metafísica y he decidido dedicarle un post a la mermelada de mora…es que he abierto el último bote que tengo de mi “cosecha” 2011 y he sufrido mucho decidiendo si lo abría o lo guardaba, está claro..la próxima vez tengo que hacer más!!

Las mermeladas las hago en agosto y septiembre, pero la de mora es especial porque es de moral (árbol de la mora) no de zarzamora (los arbustos que pinchan) y el fruto es muchísimo mejor, al menos para mi gusto. Pero es tan engorroso cogerlas, las mejores están en las ramas más altas que nunca se llega de ninguna forma y te pringas de mora hasta las orejas, así que nunca cojo más de medio kilo y claro me salen 3 ó 4 botecitos que guardo como oro en paño.

Este verano hice una de ciruela que estaba buenísima también, y de eso sí que tenía cantidad…ufff! hubo super producción en los ciruelos de Oña🙂

Así que he decidido que va a nacer Sweet Aurora Garden! Voy a hacer una plantación de frutas del bosque para mis mermeladas y para los cupcakes en una mini huerta que tengo, y a ver si planto un moral pequeñito para tener moras ricas, que están muy cotizadas🙂 Ya tengo una planta de frambuesas y otra de grosellas pero el verano pasado me dieron 9 frambuesas, creo que me hace falta más volumen de plantación..ja..ja..

Bueno, después de estas reflexiones, por lo menos os voy a poner la receta de la mermelada de mora, aunque yo la hago un poco a ojo.


  
MERMELADA DE MORA

– 1Kg de moras

– 600gr de azúcar

– zumo de un limón

 

 

 

 

Ponemos la fruta con el azúcar a macerar una noche. Al día siguiente se habrá disuelto el azúcar y se habrá formado como un jarabe, echamos todo en la cazuela y le añadimos el zumo de limón. Lo vamos cociendo a fuego no muy fuerte y sin parar de remover, hasta que adquiera una textura melosa, se puede hacer la prueba, echando una gotita de mermelada en un plato frío y si al volcarlo no resbala mucho, está en su punto.

Yo creo que en media hora de cocción estará pero, ya os digo, yo siempre lo hago a ojo así que es cuestión de probar, unas veces saldrá mejor que otras.

En cuanto a la cantidad de azúcar, también es para gustos, he visto miles de recetas que indican que para hacer mermelada hay que poner la misma cantidad de azúcar que de fruta limpia. Para mi es dulcísimo, aunque la mora como no es muy dulce admite más azúcar, así que si sois golosas echadle más.

Luego si queréis, colar las pepitas con un pasapurés. A las moras de moral casi no les hace falta, además las pepitas saben a sésamo están buenísimas, pero las de zarzamora sí, son todo pepita y es más desagradable la textura.

Creo que con estas indicaciones aproximadas, ya podéis empezar, el caso es experimentar y fallar claro🙂 sino no aprendemos! La de mermeladas “membrillo” que he hecho hasta entender cuándo hay que parar de cocer..je.je..

Bueno, hasta aquí mi post dominguero de despedida de mi mermelada de mora 2011.

BYE DARLING!! En el 12 más y mejor🙂